Un Internado donde nada es lo que parece. Dos jóvenes atraídos por una fuerza magnética. Un secreto oscuro y peligroso. Y una única certeza: entregarse al amor es jugar con fuego...
 
ÍndiceÍndice  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Fallas e ilusiones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Fallas e ilusiones
Fallas e ilusiones
100%
 100% [ 3 ]
(apto para todo público)
0%
 0% [ 0 ]
Votos Totales : 3
 

AutorMensaje
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Vie Jul 31, 2009 11:00 pm

te mando otro regalo haber si sale mejor.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Sáb Ago 01, 2009 11:05 pm

Por Dios ¿Que tiene ese joven que todas flipan por el? Esa imagen deja mucho que desear. Ojala que no se cumpla i pesadilla y que esa imagen no esté relacionada con una película que van a filmar. Sinceramente no comprendo. Ana sos muy buena y cómica. Tus conocidos se deben partir de la riza contigo seguramente jaja. Gracias.
Aquí os dejo otro trocito de historia. Espero que os agrade.

Mientras sacaba la carpeta para anotar el nombre de la profesora de Física y las cosas que íbamos a ver este año. Me di cuenta que no iba a ser todo tan fácil como el primer día. Para mi desgracia mi amigo Daniel se vino a sentar a mi lado en esta hora y no tengo la menor idea, de porque mi amiga Aye vigilaba todos los pasos que daba este y se reía antes sus torpezas. –No es que quiera ser mala, es que no me agrada sentarme con alguien mientras estoy en clases, me distraigo con suma facilidad y mi amigo Daniel estaba de lo más extraño- y sobre todo porque mi amigo Daniel estaba tan.... ¿como decirlo? así fastidioso. La profesora lo mandaba a callar cada dos minutos, por hablar con migo. No le presté mucha atención ya que era la primera clase de Física y quería tomar nota de todo lo que decía la profesora. Lo único que logre deducir de lo que me decía era, con voz entrecortada y tímida:
-Cande, esto yo he....Te.
Y ahí la profesora lo mandaba siempre callar y como veía que yo no le prestaba atención, en un momento me tomó la mano. No se me ocurrió decir otra cosa que:
-Por Dios Daniel ¿Te sientes bien?, estas rojo como un tomate.
En ese momento la profesora lo vio y lo mando a dirección por estar hablando constantemente en clases.
Terminadas las dos primeras horas de Física. Entró mi amigo Daniel al aula y esta vez en vez de sentarse conmigo se volvió a sentar con Ayelén, que se rió de el y le pegó un correctivo en la cabeza y le reprochó algo. Lo único de deseaba yo era que no se halla ofendido, pero era hora de clase y en hora de clases se estudia. En el recreo hablaría con el para ver que le sucedía. Mientras pensaba todo esto entraba la profesora de Literatura.
La ventaja de estar en primero es que te cambiaban los profesores que tuviste durante todo tu trayecto desde séptimo a noveno grado, lo malo es que tenderías que aprender las mañanas de los nuevos profesores y eso es medio complicado, algunas veces.
La profesora de Literatura se llamaba Rossane y al parecer odiaba a los alumnos que no leyeran los libros que mandaba y a los que compartiesen su punto de opinión sobre respectivo libro, sin tener un fundamento para respaldarse. En pocas palabras leé y saca tus propias conclusiones. Nada difícil.
Nos dio una lista de los libro que deberíamos leer este primer trimestre.
Nada complicado y ya los había leído. Era Frankensteín de Mary Shelley, Rebelión en la granja de George Orwell y Otelo, moro de Venecia de Shakespeare. Eran poquitos y todos los había leído, así que solo debería releerlos. La campana sonó y salimos todos al recreo. Me dirigí directamente hacia donde estaban mis amigos pero, otra vez esa sensación de que alguien me estaba mirando me taladraba la espalda y esta vez me cortaba el aire. Cuidar, fue la primera palabra que resonó en mi mente al ver al chico nuevo acercarse a mí. Asustada corrí directamente al baño de damas, donde el no podría pasar.
Me metí en el cuarto de baño hasta que tocó la campana mandándonos a regresar a nuestras aulas. Tenía miedo de salir del cuarto de baño y encontrarme con el chico nuevo. No quería salir, pero debía estar en el salón antes de que llegase el profesor de la próxima hora, sino me pondrían un llamado de atención y no deseaba eso.
Cogí todo el valor que pude y me encaminé hacia mi aula. Preocupada y sin darme cuenta choque con alguien. No pude ver con quien porque dos segundos antes estaba de pie y ahora estaba en el piso con la falda del colegio toda revuelta. Menudo papelón. Cuando alcé la mirada para pedir disculpas, mis miedos se disiparon completamente. Era mi amigo Daniel. El chico nuevo no osaría interrumpir mi charla con Daniel, supuse.
-Huy Cande ¿estás bien?
-Si Daniel, discúlpame que no te halla visto estaba pensando en otra cosa.
-No pasa nada-esto lo dijo medio resentido y me acordé de lo que había sucedido tres horas atrás en la hora de física.
-Oye Daniel, discúlpame de nuevo por la conducta en el aula, pero estábamos en la primera clase de física y quería tomar nota de todo. No te ofendas ok? ¿Tenías algo importante que decirme?
-Caminemos para el aula que se nos va a hacer tarde y ganas de llevarme otro llamado de atención a casa no tengo.
-Huy Daniel, lo siento no era mi intención, que te retacen. Perdón.
-No fue tu culpa. Es la mía por no haber sido claro al principio y darle mil y un rodeos a las cosas. Ya me conoces ¿no? jaja
Cuando se rió había un nerviosismo en su risa que me dejo muy preocupada. Pero cuando le iba a preguntar no pude ya que habíamos llegado al aula justo a tiempo.
Me senté en mi banco y comprobé que las dos horas que me faltaban iban a ser de Geografía.
Anote las expectativas de logro, que dicto la profesora y los materiales que tendríamos que traer para la próxima clases y todas, las que viniesen, y el nombre del manual que íbamos a utilizar este año. Entre presentaciones de la profe y dictados, la primera hora se paso volando y cuando nos queríamos dar cuenta ya era recreo.
Al salir del recreo no había cosa, mas deseable que saber lo que le estaba sucediendo a mi amigo Daniel, pero no quería sentir esa mirada. Así que me encamine a la biblioteca, pero cuando estaba a punto de poner un píe dentro de ella mi amiga Ayelén me cogió del brazo y me dijo:
-Tenemos que hablar.
De repente mi mundo comenzó a girar y a quedarse sin aire. Me desmayé ahí mismo. Lo único que recuerdo después de que Aye dijera eso, fue aquella mirada y escalofríos.
Después de vagar un buen rato en la inconciencia me desperté en preceptoría acostada, con el director y la enfermera de emergencias mirándome y tomándome el pulso.
-Señorita Dangelo, ¿Se encuentra usted bien?-dijo el director.
-Si señor, Adiaf, me encuentro bien. ¿Qué sucedió?
-Se ha desmallado y ya hemos llamado a su padre.
-¿Qué habéis llamado a mi padre? ¿Por qué-lo único que me faltaba era preocupar más a mi padre.
-Si señorita, usted no está en condiciones de pertenecer en la institución y de volver a su casa sola. De gracias a que su amiga nos llamo y que el joven la halla triado hasta aquí.
De repente, me acorde de lo que había sucedido. Yo estaba apunto de entrar a la biblioteca cuando Aye, me tomó del brazo, le iba a contestar, pero sentía la mirada clavada en mí y al buscar a su perteneciente me sentí muy mal, como si me faltara el aire y me desmayé.
La enfermera se retiró para hablar unos minutos con el director en el despacho de al lado y me encontré con mi amiga Aye abrazándome fuertemente.
-Hay Cande el susto que me has pegado. Eso te sucede por no dormir bien.¿¿Te encuentras bien?
Antes de contestarle su pregunta y pedirle disculpas por el susto que le había pegado le dije:
-¿Quién me trajo desde la biblioteca hasta aquí?
Aye sonrió de manera maliciosa y dijo:
-Pues guapa te has ganado un admirador, el chico nuevo te trajo hasta aquí. Estaba justo detrás de ti cuando yo te agarre y te di la vuelta para charlar contigo. Que suerte tienes. Te cogió justo antes de que te cayeras al suelo.
¿Suerte? Yo tenía, todo en vez de suerte. ¿Quién era ese chico para causar esa sensación en mí? ¿Cómo podía ser que había llegado a la biblioteca y estuviese atrás de mí? ¿Por qué me quedé esa vuelta sin aire?
Cuando iba a preguntarle a Aye donde estaba, entro mi padre desesperado, como un loco, con el director y la enfermera siguiéndole sus pasos.
-¿Estas bien Cande? ¿Te duele algo? ¿Te lastimaste?
Antes que le pudiera contestar el directo calmo a mi padre y le dijo:
-Señor su hija a tenido un leve desmayo, nada más. Aquí esta la enfermera si desea saber algo.
-Su hija a tenido un leve desmayo señor, nada más quédese tranquilo. Esto pudo haber sido provocado por, el calor que estás haciendo, por mala alimentación o por falta de sueño. Al juzgar por sus ojeras yo diría que la última es la más correcta.-dijo la enfermera.
-Si tiene razón señorita. Mi hija ayer no durmió bien.-contestó mi padre.
-Le recomiendo que valla a casa y descanse-concluyo la enfermera antes de despedirse de nosotros.
-Señorita Dangelo recomiendo que valla a recoger sus cosas y se valla a casa. Luego pedirá la tarea a alguno de sus compañeros.
-Si señor, Adiaf.
-Ahora si no le molesta señor Dangelo, necesito que me acompañé a firmar unos papeles donde se está justificando la retirada de su hija.
-No hay problema, ya vuelvo Cande.-dijo mi padre depositándome un beso en la frente.
-Tú quédate aquí mientras yo recojo tus cosas ok? No te muevas.-dijo Aye.
-Pero estoy bien.
-Si, si lo que tu digas Cande.
Aye salio de preceptoría y en menos de tres minutos ya tenía las cosas en mi mochila guardadas gracias a ella.
-Gracias Aye, no se lo que haría a veces sin ti.
-De nada Cande, ahora ve a casa y descansa. Hacedme ese favor, no quiero verte tan mal.
Al decir esto apareció mi padre y el director.
Al salir de preceptoría me dirigí directamente con mi padre abrazado a mí, hacia su auto.
Me sentó cuidadosamente y me llevo a casa.
Tenía la ilusión de que este día de colegio iba a ser maravilloso, pero al parecer no lo fue y por desgracia mi día no había terminado aún.

Bueno espero que os agrade. Y cualquier cosa que no entiendan explico. Gracias Ana por todo. No te preocupes por las fotos que no me dan ninguna pena.
Besos cuidaros. Os quiere mucho
Caro. Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Dom Ago 02, 2009 6:22 pm

Genial el capi.

Pobre cande lo esta pasando fatal,todo se le complica.

porfin el chico se a arrimado a Cande más de la cuenta,y deberia hablar con el, para así perder todos los nervios

y saber que quiere realmente,pero ella no le da ninguna oportunidad,yo creo que la puede ayudar,aunque algunas veces cambio de opinión porque la sensación que tiene Cande,no es muy buena.

Haber si pronto lo vamos conociendo al chico misterioso.

besos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Miér Ago 05, 2009 3:53 pm

Ana os pido disculps porque hasta el fin de semana no voy a poder colocar otro trozo de hitoria.
Sinceramente os pido, perdón por la falta de respeto que os estoy cometindo, pero no tengo tiempo. Han comenzado lasclases despues del receso escolar por lo de la gripe porcina, aquí en Argentina y estoy u poco retrasada con los trabajos que me han mandado y la olimpiada de historia a la que me sume me está complicando un poco las cosas(a mí sola se me ocurrte apuntarme en una olimpiada de historia jeje). Ya se que esto no es ninguna excusa para la falta de respeto que os estoy cometiendo, pero espero que mellegues a perdonar y no te ofendas. No es que se me halla olvidado que tengo a alguien que dedica algo de su valioso tiempo para ler lo que escribo, o se me halla cortado la imaginaci´n o la inspiración jeje, no es nada de eso, solo es que no cuento con tiempo para ponerme a tipear ya rregñar los horrores de ortografía que cometo. Sinceramente perdón, os prometo que si lo que queda de estasemana tengo tiempo coloco otro trosito de historia, si no va a sr el fin de samana. Disculpame.
Os quiere y os pide perdon Caro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Miér Ago 05, 2009 7:53 pm

Caro.

sinceramente espero que no te agobies,tu cuelga cuando puedas,hay gente que se tira hasta un año sin poner capi nuevo.

lo primero son tus estudios,y por mi no te preocupes,yo ya te dije que te espero lo que aga falta.

y yo no pierdo el tiempo con tus historias que lo sepas,ya te comente que si lo perdiera hace tiempo que no lo haria y me gusta de verdad.

Por fvor no sufras mas que aqui tienes una amiga para lo que te aga falta.

besos TK
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Jue Ago 06, 2009 5:20 am



Gracias Ana por todo. Tu siempre tan atenta. Sinceramente gracias y disculpas. Aprovecho que los trabajos de mañana los tengo completos y los del viernes me falta todo Sad jaja, pero bue....que se le va a hacer y coloco un trozo de historia. Ana de vuelta muchas gracias.

El viaje hasta casa fue sinlecioso. Por lo que creí que papá quería que descansase y no agobiarme. Pero si creía que esto iba a ser así cuando llegara a casa estaba pensando equivocadamente.
Me baje del auto sin la ayuda de mi padre. Al entrar a casa y dirigirme al cuarto de baño para darme un baño mi padre con voz autoritaria, enojada y a la vez con tristeza dijo:
-Candelaria, para ahí un minuto. ¿Dónde crees que vas?
-¿A darme una ducha y a la cama a descansar?-le dije esto, medio dubitativa, ya que el mismo había escuchado a la enfermera de que necesitaba descanso y es más el le había dicho de que yo no había dormido bien anoche. Es decir, el sabía tanto como yo que necesitaba descansar, pero como hacerlo cuando tiene una esa clase de sueños.
-Creo que os estáis olvidando un tema.
-Así-dije, me acerqué a él, lo abracé y le dije-No os preocupes, estoy bien, solo a sido lo mal descansada que estoy, no es nada preocupante ni nada por el estilo. Estoy bien. Gracias y no hacía falta que me hacía falta que fueras a buscar al colegio yo podría haber vuelto sola, y que te preocuparas. Estoy muy bien.
Pero al decir esto se enojó al parecer más aún y me apartó de el y muy severo dijo:
-Candelaria, no estas bien he hablado con el director cuando salí a firmar los papeles, me comentó que a la enfermera estaba preocupada por tus ojeras y por tu falta de reflejos, que sería bueno que fueras a un psiquiatra para que te recetara unas pastillas para que pudieses dormir si no lo conseguías y el director dice que cuando te fueron a buscar, más bien que no hizo falta porque un chico te llevó, estabas en la biblioteca en vez de estar en el recreo distendiéndote con tus amigos, en vez de estar sola......
Le corté antes de que pudiese acabar la frase. Me había extrañado que el director le contase esto a mi padre y más aun que se enojase por ello.
-¿Qué tiene ir a distenderse a la biblioteca en el recreo?
-Pues todo, porque estás ocultando algo y te estás lastimando.
-No se de donde sacas eso.
-De tu comportamiento a la hora de dormir, tu falta de sociabilidad, tu mirada, todo Candelaria. Esto de la muerte de tu madre te tiene mal.
Al mencionar lo de mi madre apareció en sus ojos un deje de tristeza e ira iracunda. Yo siempre tenía razón. A papá le costaba mucho hablar de mamá.
-Esto, papá yo no estoy mal por la muerte de mi madre estoy bien, no.......
De repente me corto la frase en voz de grito
-Mira Candelaria, eres mi hija y te he criado estos años yo solo y se cuando mientes o no. Así que dime ahora mismo que es lo que te molesta de la muerte de tu madre
-No es necesario que hablemos de esto.-dije yo ya sacada, es que no quería hacerle daño.
-Mira Candelaria dime ahora lo que te molesta, no es común que la muerte de tu madre te aflija tanto. Ya se que ella te cuidaba, pero yo ahora te tengo que proteger y si no me haces esto más fácil y no me dejas ayudarte no voy a poder ayudarte y mucho menos protegerte.
Enojada le dije:
-No necesito que me ayudes, mientras tú te hagas daño. Eso no es justo y yo mis cosas las arreglo bien sola tarde o temprano y lo sabes.
-Lo de tu madre nunca lo has superado.
-Lo hé superado y lo sabes nunca hablo de ella.
-No hablar de ella, no quiere decir que lo hallas superado y la extrañas y mucho.
Tu madre era un ser lleno de vitalidad, hermosura y era un ser que se hacía amar y me dolió mucho tener que dejarla y más por tu propio bien. Al principio, me costo mucho comprender porque debía suceder esto y porque debíamos estar separados para cuidarte y protegerte mejor, pero con el tiempo lo comprendí, pero sabía que también tenía que proteger a tu madre. Aunque cuando me di cuenta de esto ya fue demasiado tarde.
Ya estaba harta de que siempre quisieran protegerme y cuidarme. ¿Qué saben ellos que no sé yo? ¿De qué me quieren proteger y cuidar?
-No necesito que me protejas si sufres por ello.
-Lo debo hacer porque eres el recuerdo vivo del amor que existió entre Catherine y yo. Y por más que me duela, te debo decir esto y protegerte.
-No es necesario, no quiero que me protejas, porque no se de que me debes proteger.
Si ya estábamos pegando gritos cuando hablábamos de esto y ya estábamos enojados y yo echaba chispas, porque no me decía nunca nada, la respuesta que me dio para ello me desconcertó y me dejo sin nada a la vez de todo.
-No puedes saberlo todavía, todavía no es el tiempo adecuado-al decir esto bajo la mira sin mirarme a los ojos y la ira que destilaba en su voz se sustituyo por una pena y rencor inmenso.
Al decirme esto no pude hacer más que enojarme muchísimo más, por los secretos mismos que me guardaba mi padre, si no que también me puse a llorar por la impotencia que me creaba la situación.
Subí las escaleras. Pero antes de termina de apoyar el pie en el tercer escalón escuche a mi padre diciendo:
-Candelaria, lo siento.
Al llegar a mi cuarto, cerré la puerta de un portazo y me puse a llorar. La situación, me estaba superando y más no saber nada de esto.
¿Por qué la muerte de mi madre me afectaba tanto ahora? ¿Qué quería decir mi padre con eso de que el m tenía que proteger y mi madre cuidar y que el le había fallado a mi madre?
Miles y miles de preguntas se agolpaban en mi mente una tras otras y ni una de ellas tenía respuesta al igual que mis lagrimas no tenían consuelo. No me agradaba hacer sufrir a mis seres queridos por mi culpa.
Ya cansada me sumergí en un profundo sueño. Lo único que deseaba era no soñar una vez más con mi madre.

Bueno aprovecho que me hé liberado y que recién ahora me ocupo de la tarea del viernes y os dejo este trocito de historia. Gracias Ana por todo. Tu también cuenta conmigo, para cualquier cosa que necesites, por mas de que no te conozca. Ok?
Gracias y os quiere mucho
Caro.

Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Jue Ago 06, 2009 6:06 pm

Jo,que bueno el capi.

aunque aya discusion por medio.

hasta cuando piensa el padre ocultarle las cosas,y porque se tubieron que separar?

ya nos iremos enterando.Y porque la recojeria el chico misterioso,parece estar en todos los sitios a la vez,quiero que le dirija la palabra yaaaaaaaaaaaa,y asi por lo menos saber su nombre y que quiere de Cande.

y asi saber si es malo,o solo la quiere proteger tambien

Cande no necesita pastillas lo que necesita es la verdad,para saber a que atenerse.

continua cuando puedoas,pero sin prisas.

besos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Sáb Ago 08, 2009 7:19 pm

Gracias Ana por esperarme. Te debo una disculpa por habertardado tanto. Perdós es una falta de respeto hacia ti. Ahora mismo subo otro pedasito de historia y vamos qu ya estamos cerca del segundo capitulo. Jeje. Besos Ana, cuidaros y de vuelta gracias por todo.
Caro.
Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Sáb Ago 08, 2009 10:29 pm

Me había sumergido en un sueño, por el cansancio que tenía y por las lágrimas que no paraban de inundarme. Lo único que deseaba era no soñar con mi madre y ver su asesinato una y otra vez. Sumergida en la inconciencia soñé, pero no era lo que soñaba todas las noches. Al parecer el cielo había escuchado mis plegarias y me concedió una noche de supuesto descanso. No soñé con el asesinato de mi madre, ni con recuerdos dolorosos que embargaban mi mente, que tan cuidadosamente me había ocupado de ocultar uno por uno para que no me lastimaran más. Es más el sueño era muy distinto y me extraño que mi subconsciente pudiese crear estas escenas que al despertar seguramente pagaría con más lagrimas y dolor. Pero el momento fue tan bello, que parecía la pena vivirlo.
Era mi madre y me venía a buscar, para consolarme. Era yo abrazada a ella a esta edad, con mi ropa de siempre, con mi cabello de ahora y con mi tan querida y entrañable madre.
-Mami te extraño mucho, te necesito, no me gusta sentirme sola. Es muy egoísta, lo que estoy diciendo, porque papá también esta sufriendo, pero te necesito tanto. Te extraño.
Y al decir esto mi madre me abrazó mucho más fuerte.
La paz reinaba en mi sueño por más que mamá no dijese nada era como si intentase consolarme. Ella me abrazaba tiernamente y acariciaba mi melena mientras nos balanceábamos, hacia delante y a tras como cuando eres bebé y te intentan acunar.
En mi sueño, reinaba una blancura inmaculada y una paz inhumana, pero por más que me llamase esto la atención, decidí que era algo de mera importancia. Pero me estaba equivocando. Pero como en toda paz, la tempestad irrumpe cuando menos te lo esperas. La blancura fue interrumpida por matices de color grises que iban oscureciéndose cada vez más rápido hasta llegar a un negro intenso y el silencio fue irrumpido por un suspiro de mi madre y con su voz. De repente mi madre se soltó bruscamente de mí y me apartó de ella. Vi que miraba algo que se encontraba atrás mió. Al girarme para ver lo que estaba llamando la atención de mi madre vi a un ser. Supuse que era del sexo masculino por las proporcionalidades de su físico. Luego mamá, como supiese algo desesperada me dijo:
-Cuidado.
Intenté ver de nuevo todo pero cuando me quise dar cuenta ya estaba despierta sollozando. ¿Quién o qué era el ser que nos miraba a mi madre y a mí? y ¿por qué dijo desesperada cuidado y suspiró al ver a ese ser?
Me fijé la hora que era en el despertador y me di cuenta que eran las 5:40. Genial, como siga durmiendo así voy a parecer un zombi. Me dije a mí misma.
Ya acostumbra a levantarme a estas horas decidí como siempre matar el tiempo duchándome. No quería cruzar palabras con mi padre.
Por una parte no quería hablar con él así no veía lo preocupada y distante que estaba por lo del sueño y por otra, todavía estaba enfadada por lo que me había hecho ayer. Así que cogí mi ropa interior y mi uniforme y me dirigí al baño sigilosamente.
Me metí dentro de la ducha y comencé a bañarme. Medité sobre lo que me estaba sucediendo. Mi padre me ocultaba algo y yo sabía que tenía algo que ver con los sueños que tenía y la muerte de mi madre. La otra era que mis padres me querían proteger y cuidar desesperadamente, pero ¿de quién o qué?, también me extrañaba que la forma de ese ser que apareció repentinamente en mi sueño me era familiar, pero lo que más me llamo la atención fue que mi madre lanzara un suspiro como de alivio, pero a la vez estaba aterrada y dijera cuidado.
Cuando me quise dar cuenta de todo esto ya el agua caliente se había acabado y eran las 6:15 de la mañana.
Genial después de un hermoso día pasado ayer en el colegio preocupando a profesores y compañeros parecía que hoy iba a llegar tarde. Al recordar esto me acordé de algo. Tendría que hablar hoy sin falta con el chico nuevo y darle las gracias por haberme ayudado ayer encontrándome en el estado que estaba. Solo de pensar la idea ya me imaginaba su mirada clavada en mí.
Salí corriendo de la ducha y me comencé a cambiar rápidamente, cuando vi la hora ya eran las 6:30 y todavía no había secado mi cabello. Decidí entonces dejarlo con un poco de crema para que mis bucles no se erizaran tanto y que se secaran solos en el camino. Al mirarme en el espejo noté algo en mi rostro diferente no me di cuenta de lo que era, pero algo extraño había. Sin más contemplación salí del baño porque se me hacía tarde.
Al bajar a desayunar me encontré con mi padre dejándome el desayuno en la mesa.
El intento cruzar palabras conmigo pero yo, terca como una mula y enojada como estaba, no le hable para nada.
-¿Cómo has dormido hoy Cande?-dijo mi padre bajando la mira y con un tono triste en la voz.
Me mataba que me hiciera eso. No había cosa en el mundo que odiase más que mi padre estuviese triste y yo fuera la culpable de ello. Pero esta vez se lo merecía ya que me estaba ocultando algo. Así que me limité contestar:
-Estoy muy bien hoy, no necesito nada de nadie y mucho menos que te preocupes por mí.
No podía creer de la forma en que le había contestado a mi padre. Esta bien que tenía razones para estar un poco difícil y todo eso, pero no para angustiarlo más de lo que estaba y tratarlo de esa manera. En mi fuero interno me maldecía a mi misma por tratarlo así, pero mi rostro se puso serio y duro, como si yo sintiera de verdad aquellas palabras que le dije. Esto de no dormir me estaba haciendo muy mal. Al parecer mi buen humor estaba en juego.
Termine de desayunar y mi padre dijo:
-Cande vamos que te llevo al colegio que llegaras tarde.
Ganas de llegar tarde no tenía así que sin más remedio tuve que subirme a su auto. Viajamos en silencio hasta llegar a mi colegio. Cuando estaba a punto de bajar mi padre dijo:
-Te quiero mucho hija, lamento todo esto pero siempre te protegeré.
Hay ya me sacaba de quicio que dijera siempre lo de protegerme. Me bajé de una del auto y cerré la puerta de un portazo. Odiaba que dijera te protegeré si al cabo me tenía que ocultar las cosas.
Al dirigirme al patio del colegio para ir a formar, me encontré con mi amigo Daniel, que me veía muy preocupado pero a la vez... ¿anonadado? Entre que hoy no tenía humor para nada me iba atener que aguantar el sermón de mi amigo
-Cande estas preciosa-dijo mi amigo Daniel.
¿Eh? me quedé extrañada que mi amigo dijera eso. Me esperaba un sermón no un elogio.
-Discúlpame Daniel, creo que no te escuche bien ¿Qué me has dicho?
-Que estas preciosa. No se que te habrás hecho en la cara y en el cabello, pero estas guapísima-y vi como me examinaba de arriba a bajo como si fuera un objeto de gran valor.
De repente me acordé de que no llevaba el cabello seco como siempre y puede ser que me quedase mejor, el cabello armado con mis rulos naturales, que con ayuda de un secador para acelerar su formación. Pero había algo que me extrañaba me había dicho que me había hecho algo en la cara. Yo en la cara no me puse nada y nunca tengo puesto algo. Al parecer el también se había dado cuenta de que algo en mi rostro estaba diferente. Pero al igual que yo no sabía lo qué. ¿Desde cuándo mi amigo está tan detallista conmigo? Dejé pasar ese comentario porque de repente apareció mi amiga Ayelén abrazándome con una fuerza y gritando:
-Me alegro de que estés mejor, se te nota en la cara y el cabello así te queda mejor. ¿Cómo te sientes Cande? Me pegasteis un susto de aquellos ayer-en el momento que mi amiga dijo me pegaste mi amigo Daniel, tosió audiblemente y mi amiga Aye rió y dijo:-Nos pegasteis, Daniel también estaba preocupado y el chico nuevo también- al decir esto me guiñó un ojo y mi amigo Daniel se puso mas tenso ¿y eso a que se debía? pero de pronto me acordé que tendría que hablar con él y darle las gracias.
Lo busqué con la mirada y me preparé para sentir sus ojos clavados en mí pero nada. No había rastro de él por ninguna parte y eso me preocupó mucho.
Mi amiga Aye llamó mi atención diciendo:
-¿A quién buscas Cande?
-A nadie- me apresuré a contestar-solo me distraje un poco.
Nos dirigimos a formar y a entrar a las aulas. Me preocupé un poco al no ver al chico nuevo, pero supuse que llegaría más tarde.
Sentada en mi banco me dispuse a apuntar lo que el profesor nos decía.
Terminadas las tres primeras horas, salimos al recreo y me dispuse a buscar al chico nuevo. Fui a la biblioteca acompañada de mis amigos, por supuesto, porque tenían miedo de que me sucediese algo de vuelta, y registré todo el patio de arriba abajo, pero ni rastro de aquel joven.
Mi amiga Aye cansada de que la estuviese paseando de aquí y para allí me preguntó:
-¿Me puedes decir a quién o qué buscas Cande?
-No busco a nadie Aye, solo estoy paseando un poco y tomando aire fresco.
-Si en la biblioteca buscas aire fresco. Hay vamos por Dios Cande esa note la crees ni tú.
-Esta bien después te cuento.
El después te cuento quedo para el día siguiente. Ya que le pregunté que habían hecho Ayer en mi ausencia y las dos horas que siguieron al recreo pasaron volando y para cuando me quise dar cuenta ya estaba en la puerta del colegio subiendo al auto de mi padre.
Me sorprendió mucho que mi padre me viniese a buscar. No lo esperaba. Pero el se excusó diciendo que por lo que quedaba de esta semana el me vendría a buscar por si llegase a pasarme algo.
La semana pasó volando, con los mismos sueños una y otra vez. Se notaba que el comienzo de clases había comenzado, ya que mi casa estaba un poco desordenada, mis compañeros estaban eufóricos por el fin de semana, y yo sin hablarle a mi padre y sin rastro de aquel chico. Me asustaba solo la idea de que se hubiese ido el colegio y sin que yo le hubiese dado las gracias y descubierto porque cuando me miraba sentía eso.
Pero después me despreocupé diciendo, que no pasaba nada que era mejor, ya que no volvería a sentir aquella sensación extraña y todo eso.
Al llegar el domingo por la noche, a la hora de la cena, mi padre intentó dialogar conmigo.
-Cande, si no me equivoco mañana tienes clases de educación física a la mañana. ¿Tienes todo preparado?
-Si-contesté secamente.
Mi padre con voz dulce me contestó.
-Ya se que tienes toda la razón de esté universo para estar enojada conmigo, pero créeme que todo llegará en su momento. Hija discúlpame pero yo no te oculto nada que te pueda ayudar con lo que te pasa. Y lo que sé solo te confundirá aún más. Dale tiempo a las cosas.
Y no sé porque le creí y corrí a abrasarlo. Al parecer estar enojada y tratar fríamente a mi padre no iba conmigo.
Me dispuse ir a dormir y como siempre soñé.
Me desperté la mañana del lunes y me alisté para ir a gimnasia. Mi padre preparó mi desayuno y al terminar de desayunar cogí mi bolso y me fui al colegio con mi padre. Pero al llegar al colegio, despedirme de mi padre como todos los días y poner un pie dentro del patio sentí una mirada que me fulminaba la espalda.

Bueno espero que os haya agradado esto. Ana gracias por todo.
Os quiere mucho
Caro.
Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Dom Ago 09, 2009 7:03 pm

JOoooooooooooooooooo

como lo has dejado,ahora que Cande parecia que iba a estar tranquila sin la mirada extraña,a vuelto.

cuando sera el momento`,para que le cuenten las cosas,y para colmo ahra varia el sueño,no gana para sustos.

y el misterioso del sueño le a echo algo,sin que ella se de cuenta,pero a sido para bien,pues todos dicen que esta mas guapa. estoy deseando que continues.

si no sabes nada de mi en unos dias esque me voy a la playa estare una semana,y lo mismo me vuelvo a ir para el 28 de Agosto ya te lo dire,pero tu pon capis,que ya me pondre al dia.

TK y un saludo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Dom Ago 16, 2009 3:32 am

Genial. Como siempre yo especulaba mal. Hay por Dios. ¿Qué me sucedía? ¿Me estaba volviendo más loca de lo que estaba o no daba crédito a lo que sucedía a mí alrededor?
Pensaba que ya me había librado de aquella mirada que hacía que todo mi ser se sobresaltase, se pusiera en guardia y debilitase. Pensaba que aquel chico se había ido del colegio y que no volvería nunca más. Que no sentiría nunca más a mi corazón latir después de que lo hubiesen arrebatado de mi pecho de aquella manera, pero como siempre mis especulaciones eran totalmente erróneas, como mi existencia misma y el chico nuevo estaba allí mirándome de pies a cabeza, como si yo fuera un objeto de gran valor. Cada mirada suya hacía que un escalofrío corriese por todo mí ser y me sentía mal.
Comenzó a dirigirse hacia mí. ¿Qué sucedía? ¿Venía a buscar las gracias, por haberme ayudado aquella vez? ¿Qué quería de mí? ¿Por qué tuvo que aparecer en estos momentos en mi vida? ¿Por qué me daba la sensación que me daba? ¿Qué me estaba pasando ahora?
Casi cuando estaba llegando a mi altura mi amiga Aye-que oportuna que era esta chica cuando quería- se acerco a mi desde mis espaldas, y me abrazó ferozmente, sacándome del trance en el que estaba sumergida por aquel chico y mi amigo Daniel me saludo. El chico puso cara extraña al ver a m miga y amigo como interrumpía su trance sobre mí y reaccionando se fue.
-Cande ¿Qué sucede te encuentras bien?-pregunto mi amiga Aye.
-¿Se encuentra bien Aye?, le falta algo de color y parece débil-dijo Daniel.
No deseaba preocupar a mis amigos. Además que yo me pusiera en ese estado, ya no era común pero al parecer ya lo podía controlar un poco mejor. En realidad no. Era imposible controlar mi cuerpo ante esa mirada. Pero ganas de hacerles pasar un mal rato a mis amigos no tenía. Así que cogí fuerzas de donde no las tenías las junté y salude a mis amigos con un fuerte abrazo.
-Hola chicos ¿cómo estáis? ¿Cómo habéis pasado el primer fin de semana?
Dije esto medio en voz de grito ya que no quería preocupara a nadie, pero al parecer no logre mi cometido. Mis amigos, a parte de quedar a tonitos por la pregunta y la reacción mia no se tragaron la farsa.
-Cande, ¿te encuentras bien? ¿Quieres que llamemos al preceptor y llame a la enfermera?-dijo mi amigo Daniel.
-No gracias Daniel, me encuentro bien.
-Si, Cande te encuentras fantástica, por eso tu color- dijo mi amiga Aye, irónica.
-Pero en serio me encuentro bien chicos.
Y al decir esto, un escalofrío recorrió toda mi espalda y me puso la piel de gallina.
-¿Cande que te sucede?-dijo mi amigo Daniel preocupado tomándome por la cintura.
Otro escalofrío más fuerte que la vez pasada. Busqué la mirada desesperada de aquel chico que me miraba fijamente a mí y a mi amigo Daniel.
-Daniel no me toques-dije esto sonrojada y medio furiosa-sabes que no me gusta que me toquen.
Daniel apartó su brazo de mi cintura lentamente, pero los escalofríos no cesaban y el chico nuevo no paraba de mirarme.
-Cande no te encuentras bien, es mejor que te llevemos a preceptoría estás pálida y estás temblando- dijo Daniel volviendo a poner su mano y brazo, mas firmes que antes, sobre mi cintura.
Enojada me aparté de él. Odiaban que me tocasen los chicos, era algo que iba no se, contra mi instinto. Debe ser por eso que nunca e besado a alguien.
-Daniel, no me toques y estoy bien. Vamos a la clase de gimnasia antes de que nos pongan falta o un parte.
-No Cande, estas temblando no puedes asistir en ese caso a la clase de gym.-dijo Daniel.
-Daniel déjame, yo puedo y estoy bien.
Ayelén miraba todo atónita y el chico nuevo me miraba medio sorprendido, los escalofríos no paraban de cesar y todo daba vuelta, pero no importaba odiaba que me tratasen como alguien débil. Cogí mas fuerza de la ira que me daba no saber nada de lo que sucedía, mi padre, el chico el trato de Daniel, mi amiga animando a Daniel a hablar de algo etc...
Estaba harta así que hice algo que nunca pese que le haría a mi mejor amigo.
-Daniel, déjame y vete no me importa lo que pienses vete ahora mismo a tu maldita hora de gimnasia y déjame en paz que yo puedo solita.
Mi amigo Daniel preocupado pero con voz dulce dijo:
-Cande no te puedo dejar en este estado, eres mi amiga no te puedo dejar así. Te puede suceder algo.
-Me importa un rábano lo que me suceda. Además puedes irte tranquilo. No soy nadie para ti, nada más que una amiga así que déjame y vete a tu hora.
Los escalofríos no paraban de atacarme y las cosas no paraban de dar vueltas, pero mi despecho crecía y veía todo. Mi amiga viéndome con cara de desilusión, el chico nuevo preocupado y Daniel dolido. ¿Qué había hecho?
-Cande eres tonta o qué no solo eres...
En ese momento los profesores de gimnasia hicieron acto de presencia y vinieron a buscarnos pegando silbatazos. Interrumpiendo totalmente lo que decía mi amigo Daniel y las miradas de aquel chico.
Bueno espero que os agrade. Ana espero que estés pasando unas muy bellas vacaciones. Si puedes ve a Mondariz y a Canidos. Mondariz es un lugar bellísimo y Canidos tiene unas playas espectaculares.
Gracias por todo y disculpa la tardanza pero demasiadas cosas después del receso escolar.
Besos cuidaros. Os quiere y agradece
Caro.
Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Dom Ago 16, 2009 9:10 pm

Holla ya estoy de vuelta,aunque yo quiero irme otra vez mi hija mayor no quiere,dice que si no hay ordenador no va

con lo cual lo tengo complicado.

El capi esta genial,creia que me habia perdido alguno mas,pero entiendo que estaras liada,y hasta que una se centra cuesta.

El chico raro no sera el que le provoca los escalofrios o le quita energia,o lo hace para que daniel,no se arrime,

cada vez se pone mas interesante.

continua en cuanto puedas

TK besos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Lun Ago 31, 2009 2:58 am

[color=cyan]Buenos días a todo el mundo. Disculpadme por haberme tardado tanto pero estoy un poquito baga de más y algo, como decirlo complicada jaja. Dios a mi sola se me ocurre anotarme en una olimpiada y en una ONU. Pero bue... es lo que hay y a mi me gusta lastima que no tengo mucho tiempo para leer libros y levantar un poco las notas del cole. Ana disculpadme iba a subir otro trocito de historia la semana pasada pero me fui al teatro a ver Rey Lear de Shakespeare y me re tilde después. Lo lamento, te estoy faltando el respeto demasiado. Perdón. Intentaré subir más seguido. Lo siento.
Bueno ahí va, espero que os agrade.

Al llegar los profesores y reclamar nuestra presencia en la clase, todo lo que estaba sucediendo a mi alrededor seso. Mi amigo Daniel, estaba a punto de decirme no se qué, mi amiga Aye estaba como desilusionada, por no se cual motivo, seguramente porque Daniel y yo estábamos discutiendo. Pero algo no cesaba. La mirada de aquel chico no paraba de taladrarme y darme cada vez más escalofríos. Yo veía como todos avanzaban inclusive los profesores luego de haber llamado nuestra atención, pero yo me había quedado totalmente paralizada en el lugar, sumergida como una especie de transe.
-Señorita Candelaria-me llamo la profesora de educación física-¿se va a quedar mucho tiempo mas ahí parada o va avenir a participar de la clase como el resto de los alumnos?
Genial dije para mi misma. Menudo comienzo de clases estaba teniendo. Dios yo casi nunca era así ¿qué me estaba sucediendo? La mirada del chico en el momento que la profesora me llamo de vuelta la atención ceso y junto a ella los escalofríos. Me desconcertaba no poder saber y entender porque ese chico tenía aquel efecto sobre mí. La profesora esperaba una respuesta de mi parte así que educadamente contesté
-Lamento, molestarla profesora, ya voy para allí.
La profesora me miro de pies a cabeza evaluándome y se giro para guiarnos con los demás profesores a la clase.
Mi amiga Aye llegó junto a mi lado y me dio un codazo.
-¡Auch! eso duele Ayelén.
-Ni un cuerno, estas extraña. ¿Me puedes decir porque diantre estás tan perdida y desconcentrada? ¿Por qué temblabas y estabas pálida?
¿Qué respuesta le iba a dar a mi mejor amiga? ¿Qué ese chico nuevo me estaba haciendo dar escalofríos? ¿Qué me sentía totalmente rara cuando el me miraba? ¿Qué me sentía débil cuando este estaba mirándome fijamente? En ese momento mi mirada se dirigió rápidamente a donde él estaba. Atrás de los profesores caminado dirigiéndose al patio de deportes. Mi amiga Ayelén siguió mi mirada y dijo:
-A bueno, así que todo esto se debe a esto ¿no?
-¿Se debe a qué?
-Hay vamos Cande no te hagas la idiota ese chico gusta de vos y ti también te gusta.
-Hay Aye a veces me pregunto de dónde sacas semejantes tonterías. Por primero ni lo conozco, por segundo el ni me conoce, por tercero, no me gusta y por quinto no se ni siquiera como se llama- al decir esto enfatizaba mis opciones mis dedos- ¿Cómo crees que me va a gustar alguien que ni se como diantre se llama?
En ese momento el silbato sonó así que Aye y yo tuvimos que correr hacia donde estaba todo el mundo.
Los tres profesores estaban enfrente del grupo de alumnos del polimodal dándonos la bienvenida al nuevo año electivo de educación física.
-Buenos días chicos mi nombre es Graciela Rifní y yo daré las clases a las alumnas de primero de polimodal los días lunes y miércoles de 7:25 a 9:30.
- Mi nombre es Pablo Rodríguez y daré junto la profesora Gabriela las clases de gimnasia de los chicos de primero y segundo de polimodal los mismos días y horas que la profesora acaba de mencionar. Eso sí chicos nada babear por las chicas y hacerse el vago en mi clase. Que demos el mismo día y a la misma hora no quiere decir que la clase vaya a ser mixta y se puedan armar arrumacos por ahí-al decir esto todos estallamos de risa junto a los profesores. Parecía bueno el profesor de mis compañeros varones.
-Mi nombre es Carla Ferreira y seré la profesora de los chicos de tercero de polimodal y también de las chicas de segundo tanto como las de tercero. La clase de los hombres serán los días jueves y viernes de 9:30 a 11:30 y las chicas tendrán los martes y jueves de 7:20 a 9:20.
Al terminar de decir esto las chicas de primero nos fuimos con la profesora Graciela a una parte del patio bastante alejada de los demás. Nos llamo por lista, para que entregáramos los certificados de actitud física y al mencionar mi nombre dijo:
-Señorita Candelaria espero que no se repita lo de esta mañana de vuelta ¿entendido?-todas se quedaron calladas cuando la profesora dijo esto y yo comencé a ruborizarme.
-Esto eh....-no entendía porque le había molestado tanto lo de esta mañana, no había sucedido nada-entendido profesora.
-Nada de pleitos por chicos que me quieren y no me quieren ¿entendido?, lo de esta mañana no se volverá a repetir y esto va para todas.
Al decir esto me ruboricé aún más y todas las chicas de mi clase comenzaron a cuchichear diciendo ¿quién estaba saliendo conmigo? ¿A quién había dejado plantado? y ese tipo de cosas.
-Esto profe, esos chicos no son nada mío, eran mis amigos y estábamos discutiendo porque uno se enfado conmigo nada más.-era patético dar este estilo de explicaciones a la profesora pero no quería que pensara mal de mi o que era una chica de "esas".
-Bueno señorita Candelaria le creo, pero que esto no se vuelva a repetir y por cierto le estaba haciendo una broma.
Al decir esto me palmeo la espalda y se comenzó a reír fuertemente mientras mi cara estaba más roja que un tomate.
Genial, dije para mis adentros, no hay mejor cosa que ser el chiste del día de la profesora, pero desgraciadamente las chicas de mi curso se lo tomaron en serio y no paraban de cuchichear y mirarme. Mi cara iba de tomate a rojo sangre. No me aguantaba es tipo de cuchicheos era santa. No había tenido nunca novio y no había besado a nadie. Dios era completamente Santa, por que la gente tenía que pensar ahora eso de mí.
Al ir mi cara enrojeciéndose más y más sentí un escalofrío atroz devorándome. Mi amiga Aye me sentó rápidamente de un tirón a su lado y me abrazó. Sabía como me sentía en esos momentos mi amiga, pero yo no podía apartar de mirar al chico nuevo y el no podía parar de verme. Parecía que estaba gozando viéndome roja como un tomate y que no le importaba nada que yo supiera que me estaba mirando.
Mi amiga Aye me llamo la atención al igual que el profesor al chico nuevo. Era hora de correr y no había mejor forma de despreocuparte un ratito que corriendo diez minutos sin parar. Genial al parecer el primer año de polimodal no iba a ser tan divertido como parecía.
Al terminar la clase de gimnasia la profesora nos despidió cordialmente y las chicas de primero y chicos de primero y segundo nos dirigimos a los vestuarios para ducharnos y colocarnos los uniformes de clases. Al dirigirme al vestuario con mi amiga Aye me choque con mi amigo Daniel.
-Discúlpame Cande si te dije algo malo hace un rato no era mi intención ofenderte.
-Hay Daniel eres mi amigo lo único que tu puedes hacer para ofenderme es romper nuestra amistad -le dije mientras le palmeaba su espalda completamente sudada-Diuj Daniel creo que necesitas un baño urgente.
-Si yo también creo que lo necesito, el profesor nos hizo corre veinte minutos y luego jugar un partido de handball, ese chico nuevo, David, el que te recogió es una mole jugando.
-Así que el chico nuevo se llama David Cande ¿escuchaste?, ahora sabes su nombre- dijo mi amiga Aye riéndose y dándome un codazo en mi costilla
Al decir esto el tal David apareció atrás de nosotros, ¿cómo no sentirlo si cada vez me daba escalofríos? Todos nos giramos principalmente yo cuando el dijo con una voz que hubiese derretido a hasta una roca:
-¿Me llamabas Daniel?
-No David, le estaba diciendo a las chicas lo bien que juegas al handball, eres una mole, es imposible bloquearte.
-No es imposible y no alardees así de mí adelante de los demás, que voy a parecer un creído.
-Bah solo se lo dije a Aye y Cande nada más. Además los chicos piensan igual que yo.
-Disculpadme chicas no me he presentado, es una completa falta de educación hacia ustedes haber hecho estos. Disculpad. Me llamo David Ángel Rianaldi. Es un gusto, Aye conocerte cuando no estas frenética intentando llamar a los profes para ayudar a Cande y Cande conocerte no inconciente es todo un privilegio jaja -y al decir esto se inclino para saludarme con un beso en la mejilla. Mi corazón no se porque latía a mil. Sus labios al posarse en mi mejilla ardían, pero eran muy suaves, al igual que su mano sobre la mía.

Bueno chicas espero que os agrade y que os guste como he dejado el capi. Lamento tardar tanto Ana. Discúlpame ¿si?
Las quiere mucho
Caro.[/color]
Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Vie Sep 04, 2009 2:55 pm

siento de todo corazón no haberte comentado antes,pero una amiga muy generosa, ha tenida la gran idea de mandarme

un virus al ordenador.De momento esta solucionado,y aqui me tienes de vuelta,echaba de menos la historia.

Po fin se sabe el nombre del chico,Daniel me gusta mucho el nombre y encima es buen deportista.

No me pierdes el respeto,que te quede claro,que damasiado haces en escribir,y que entiendo,que aparte de esto tienes una vida privada,cuando se tiene tiempo se escribe y cuando no no pasa nada,aqui te estaremos esperando.

no tienes que estar pidiendo disculpas todo el rato,no has echo nada malo,solo alegrarme con tu escritura.

Espero que sigas asi,eres un cielo de persona TK
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Lun Sep 14, 2009 6:11 am

Hay que linda amiga que tienes Ana, sinceramentes muy cordial y siempre piensa en ti no? jaja. Que bellasuerte has tenido ya quelo has podido solucionar. Eso es bueno, me preocupe un poco al no tener respuestas tuyas. Pense que te había pasado algo o aburrido con la historia. Losiento se que voy muy lento y tardo mucho en subir las cosas pero el colegio me tiene hastiada y bue.... me gusta mucho perderme en los detalles. Perdón losiento. Te prometo que pasado el mes de noviembre comenzare a subir las cosas mas seguido, oki? Perdón.

Dios los labios de David eran muy suaves. Mi mejilla podría arder todo lo que quisiese, pero no se comparaba con los latidos de mi corazón. Dios ¿cómo era posible sentir esto por alguien? Mi corazón latia y parecía que iba a salir de mi pecho, tenía miedo que los demas se percataran de ello. No quería perder aquella sensacion. Era un ardor, muy diferente. Es como si quemase, pero me sentia como protegida, cuidada más bien. Despues de tantos años me sentia algo segura. No quería que ese momento terminase. No se, sin mis amigos y David y yo hubiesemos estado solos, creo que me hubiese abrazado fuertemente a el. Desgraciadamente el saludo termino y con el todo el sentimiento acojedor y seguridad que sentia mi alma.
Davis me miro medio extrañado cuando termino su saludo. Sus ojos, eran extraños ahora que los podia mirar fijamente. Es como si me llamasen y yo lo necesitase.
Mi cuerpo no tenia escalofrios ahora si no sentia algo extraño muy extraño.......
Seguramente debe ser porque te ha hablado y te esta mirando sabiendo que tu lo miras. Pense para mi misma. Habia cieta duda instalada en mi ya que me acorde que el me miro en gym cuando yo lo mier...Rapidamentemi razonamiento se volo cuando mi amiga Aye chasqueo los dedos adelante mio. ¿Qué me había quedado petrificada mirando a David?
-Cande te sientes bien, estas cómo ida, muy palida y tienes las mjilas al rojo vivo. ¿Quiereas que llame a alguien?
Dios queria responder pero no podia salir de los ojos de David ¿qué me pasab es como si estuviera inspeccionando mi alma?
Sentia que Aye y Daniel me llamaban y me sacudian pero era como si estuviera atrapa en aquella mirada y sentimiento.
Miles de imagenes d mi infanciacon mi mdre pasaba atraves de mis ojos hasta que senti algo humedo y frio que resvalaba por mis mejillas, cuando recorde el asesinato de mi madre. Exactamente el jueves se iba a cumplir nueve años de su dolorosa partida.
-Cande racciona-decia mi amiga Aye sacudiendome deseperada por lo hombros con una fuerza sobrenatural--¿Que te sucede?. Cande, Cande.
-Llamare a los profesors-dijo mi amigo Daniel, que estaba sujetando mi mano.
No se que sucedio, pero, David dejo de mirarme y con esa ida de miradas, se fueron todos ,os recuerdo y pude responder.
-No sucede nada.Vamos Aye a bñarnos que se nos va a hacer tarde.
Dije esto con voz de muerta.
-No vmos a ningun lado Candelaria. No te sientes bien. ¿Que sucedería si te desmallas a dentro de las duchas?
-o Aye realmente me siento bie. Vamos-dije esto y la lleve hast el evstuario.
Ya no quedaba casi nadie asi que eso significaba que casi no quedaba agua caliente y y que nadie diria y escucharía nada.
-Csnde mas vale que me digas que el lo que te sucede.
-NADA LA MUERTE D I MADRE-DIje y me seplome en un banco con mi bolso.
¿Que le ibaa a decir a mi amiga? que David me habia inducido a una especie de trance?
Mi aiga sin mas conteplacione vino hacia mi y me abrazo.
Me sentia mal porque estaba mientieno de cierta manera a mi amiga.


Espero que guste ya se que s poco, pero no tengo tiempo gracias y pero perodn perdon.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Lun Sep 14, 2009 12:54 pm

ya te he dicho que no te agobies,tu cuelga capi cuando tu tiempo te lo permita,para mi lo mas importante es que estudies,y si lo vas aprovando la espera merecera la pena.

No te preocupes por mi,que aqui me tendras siempre.

Cande lo esta pasando fatal,porque David,no habla claro con ella,que es lo que realmente quiere,la va a volver loca

me da mucha penita.

Bueno lo dicho que sin prisas,y no sufras porque no escribes bastantes problemas tenemos en la vida,para que encima nos compliquemos mas.

Besos,y mucha suerte
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Dom Sep 27, 2009 5:12 am

A sí, ¿por donde iba? Perdón perdón, perdón, perdón, perdón y más disculpas y perdón. Disculpadme y se que estoy tardando mucho tiempo en escribir, pero recién hoy, viernes 25 de septiembre me acaban de dar las calificaciones y gracias a dios tengo todo aprobado con el mismo promedio final del trimestre pasado de 8.72. Estoy casi muy feliz, ya que unas materias subieron y otras me bajaron.
Gracias Ana por todo. Y sobre todo por seguir comentando y leyendo. NO PUEDO CREER QUE ALGUIEN LEA LO QUE YO ESCRIBO Y OPINE. Gracias, gracias, gracias, gracias, me pone muy feliz que alguien se interese un poquito y le de algo de su maravilloso tiempo a esto. Gracias, gracias y simplemente gracias. Si ves que no parezco más o menos por un mes, no es que desaparecí ni que me quede sin inspiración ni nada d esa índole. Sucede que el 15 y 16 de octubre tengo que ir a rendir a La Universidad para dar las Olimpiadas de historia en las que me anote y el 22 de ese mismo mes tengo que estar en la ONU tanto cómo país, cómo en el ceremonial, protocolo y comité organizador y después de eso que dios me ayude a rendir las integradoras jaja. Es lo que hay y es lo que me gusta jaja. Bueno comienzo a escribir que ya se me está haciendo muy largo todo esto jaja, las quiero.

Odiaba mentir, pero otra cosa al parecer no me quedaba. Ese chico, David me producía algo extraño en mí ser. Me confundía, me daba angustia, pero al acercarme tanto a él por una vez desde hace mucho tiempo me sentí cuidada, segura, protegida, hasta que la muerte de mi madre se me vino encima. Aye seguía sentada al lado mío en el vestuario abrazándome, pensando que yo solo estaba así por el recuerdo del aniversario de mi madre este jueves. Hay dios cómo me gustaría poder contarle a alguien, lo que realmente me sucedía. Pero pensarían que estaba loca, y pondría muy triste a mi padre.
Las imágenes que bombardearon a mi cerebro, cuando David deposito sus suaves y delicados labios sobre mi mejilla, fueron tan dulces. Mi madre enseñándome a maquillarme, más bien jugando. Me acuerdo que un día la vi maquillándose frente al tocador de su cuarto, desde la puerta de su habitación, ella me vio en el espejo y me dijo:
-¿Cande, quieres maquillarme?,- con una de sus sonrisas que te hacían sentir llena de esperanza.
Yo por supuesto salí corriendo de la puerta y me abalancé sobre ella y le dije dándole un fuerte abrazó y ella revolviendo mis bucles:
-Si mami, pero no se maquillar ¿me enseñas?
Mi madre sonrió y con una chispita de luz en sus ojos dijo:
-Primero te maquillo yo y luego tu a mi ¿que te parece?
Tenía cuatro años cuando sucedió esto y por supuesto que el maquillaje a esa edad era todo un juego así que le dije sin más vueltas.
-SI!!!!
Mi madre comenzó a aplicarme un poco de sombra celeste en los ojos, un poco de rubor en las mejillas sonrosadas ya de por si y un brillo labial rosita clarito. Luego mi madre cogio de una de sus cajitas unos prendedores de mariposas, que todavía sigo poseyendo, y me las colocó en mis bucles castaños.
Todavía recuerdo lo guapa que era a esa edad y la sonrisa de mi madre cuando yo muy torpe le colocaba a ella una sombra de ojos color azul en los ojos. Me acuerdo que esa misma tarde jugamos todo el día. Que bellos tiempos, pero terminado ese recuerdo el recuerdo de su muerte en mis sueños y la policía diciéndome que mi madre nunca iba a volver me invadió con unas lagrimas y una tristeza que no sabía entender.
Volví de aquel estado cuando me llegó un mensaje de mi amigo Daniel preguntándome ¿cómo estaba? Aye deshizo su abrazo así yo podía coger mi celular.
-¿Qué sucede Cande?-dijo mi amiga Aye.
-Nada solo es Daniel, preguntándome cómo estoy y que si no le contesto este mensaje le da igual que le pongan una sanción, que entrará al vestidor de chicas y que me vendrá a buscar para saber si estoy bien.
Mi amiga Aye y yo nos pusimos a reír al escuchar mientras yo leía esto.
Aye cogío su cel y le envió un mensaje a Daniel diciéndole que estaba todo bien, que no se preocupase. Mientras Aye hacía esto yo me fijé la hora que era. Me di cuenta y pegué un salto al comprobar que ya eran las 10:15 de la mañana y que si seguíamos perdiendo el tiempo llegaríamos tarde a clases.
Cogí a mi amiga rápido del brazo y le dije en voz de grito:
-Aye llegaremos tarde-y le mostré mi reloj.
Ella pegó un salto y quitándose la remera de educación física y dijo:
- A las duchas urgentemente.
Yo seguí su ejemplo, total no había nadie ya en el vestuario, así que me desvestí cogí mi shampoo, y acondicionador y me metí bajo la ducha.
Aye y yo tardamos cómo 45 minutos en total entre bañarnos y cambiarnos. Ponerse el uniforme a todas prisas no es nada cómodo y salir disparadas del vestuario porque solo te quedaban 1 hora y 45 minutos para entrar al colegio y almorzar no es nada bello y menos cuando tienes todos tus bucles mojados y chorreando agua. No es nada cómodo y lindo.
Mientras estaba bajo la ducha pensé que lo mejor de todo era alejarme lo más posible de David, pero cuando salí el vestuario con mi bolso y mi cabello chorreante me di cuenta que eso no iba a ser nada fácil. Mi amigo Daniel, por supuesto, nos estaba esperando a Aye y a mí para ir almorzar al McDonals que estaba a cinco cuadras del colegio.
-Chicas esperen unos minutos que David fue a buscar unas cosas que se olvido en el vestuario, que nos va a acompañar a almorzar al Mc.-dijo Daniel, totalmente feliz.
Al decir esto mi mundo se vino a bajo cuando David apareció atrás mío, con su cabello recién lavado y mojado, con su deslumbrante sonrisa y su cuerpazo con el uniforme que se le ceñía bien a él ¿desde cuándo David estaba tan lindo? y ¿desde cuando yo evaluaba a los chicos?
No quería saber la respuesta y mucho menos saber sobre David, debía quitármelo si o si de mi cabeza.
Así que mientras los escalofríos corrían por mi espalda y David se acercaba salí corriendo mientras decía:
-Lo lamento chicos hoy no voy a almorzar con ustedes, me voy.....
Y deje como la cobarde que era a mis amigos plantados ahí como si nada y con David clavándome los ojos y sintiendo no solo escalofrío si no mucho calor, pero un calor agradable, como el que siente una al llegar al hogar feliz, que hace mucho tiempo perdí.
Me preguntaba que iba a hacer ahora y que iba a comer porqué las tripas me crujían vorazmente. Pensé que si iba a Mc mis amigos y David me descubrirían y eso no quería. Así que me dirigí hacia el lado contrario del Mc al primer bar que vi. El lugar no era nada feo, al contrario, yo creo si la pestilencia a alcohol y a cigarro no estuviese, y el lugar dejara de ser tan lúgubre, creo que habría mas clientes y todo eso. Pero era mucho pedir supongo. Ya que los clientes que había, al decir muy pocos, eran bastantes hoscos y digamos que me miraban cómo un trozo de carne fresca. Puaj la sensación era horrible, pero dignamente me senté en una mesa y el cantinero medio gordo y sucio me dijo:
-¿Qué desea joven?-Al decir verdad la voz del cantinero no destilaba mucha confianza y las miradas que me dirigían los clientes menos, así que rápidamente dije:
-Puede ser una sándwich para llevar y una gaseosa-definitivamente me iba a ir al parque a almorzar sola, pero en ese lugar no me quedaba.
-Si cómo no-dijo el cantinero.
Mientras esperaba que me entregasen mi orden un joven no mucho más mayor de 22 años al parecer me miraba fijamente.
Hay dios ¿quién me manda a meterme a mí en este antro? me dije a mi misma mientras aquel joven se acercaba mi mesa.
Dios el olor a alcohol que destilaba no tenía nombre puaj.
-Oye guapa, que linda que sos ¿no te apetece compartir una copa conmigo?
Dios que me entregasen rápido el pedido me quería ir ya.
-Esto soy menor-contesté aterrada.
El joven se hecho a reír y acercándose a uno de mis costados dijo:
.Quédate tranquila, que por un beso y una compañía como la tuya no le digo a nadie.
Dios estaba aterrada, por encima el señor se acercaba cada vez más a mí. Socorro.
Gracias a Dios, el cantinero apareció con mi orden le pagué y salí volando del lugar hacia el parque.
Nunca más en un lugar de esa índole Candelaria ok? me dije a mi misma.
Llegué al parque y me senté en uno de los bancos que había. La brisa era deliciosa y el emparedado no estaba tan mal.
Pero cuando termine. Mi gran mala suerte no había terminado, me di cuenta el que el borracho de la taberna me seguía.
Salí corriendo del parque y me dirigí rápidamente al colegio.
¿Dios, esto nunca se acababa o qué?
Al llegara a la puerta del colegio, el borracho estaba a cinco pasos atrás mió. Entre echando fuego y al entrar me choque con mi amigo Daniel que vio mi cara de espanto. Me extraño que no estuviese con Aye, pero daba igual, tenía que salir del lugar antes de que aquél borracho me viese.
Seguramente Daniel, vio que estaba algo pálida, sudada y mi cabello revuelto, porque el signo de alarma que vi en su rostro cuado choqué con el, no tuvo nombre.
-¿Que pasa Cande preguntó con voz alarmada?
-Sácame de aquí-dije a los gritos y eso es todo lo que recuerdo cuando sentía la mirada de David clavada en mí, su rostro de preocupación y horror y su mano sobre mi hombro y su brazo sobre mi cintura. Después todo se volvió confuso.


Bueno deseo que guste. Besos Ana y gracias por leer tanto mis poesías como mi historia te quiere mucho
Caro.
Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Lun Sep 28, 2009 1:56 pm

Gracias a ti,si no escribieras,no tendria con que distraerme,esto es un balsamo para mi y me encanta no te tienes que disculpar de nada.

Ya dejastes claros que estos dias estarias muy ocupada y lo entiendo,y me alegra infinito las notas que has sacado y suerte con la Olimpidas,eres muy especial

Vaya lios que se mete Cande,espero que a la salida del colegio,no este el pesado de turno rondandola,siempre hay algun inbecil.



ENORABUENA
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Sáb Nov 14, 2009 3:47 am

Hay lmento no poder subir capítulos nuevos. Pero estoy llena de examenes, integradoras, trabajos prácticos y tareas extras. Las oimpiads me fue ma. Nada más llegu a la semi final. La ONU estubobastant bien, unos problemas surgiern perolos pudimos solucioar todos. Un amigo se me declaró y las cosas están fatles por ese lado yestá mi familia fatal proque parece que vamos a tener que scrificara mi perra BUJI. Sad Prometo que si no me llevo ninguna materia, antes de que fina lice diciembre vuelvo a escribir. lo lamento con lo que me gusta escribir yhablacon ustedes. lOS QUIERO MUCHO. Saluds especiales para YUKKI Y ANA Son las mejores racias por todo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Sáb Nov 14, 2009 3:21 pm

Me alegro de k te pases a saludar.

ya te he dicho ,k primero son tus cosas,yo te esperare lo k haga falta.

siento lo de tu perro,la verdad k se les coje mucho cariño y es durisimo sacrificarles,pero mejor asi a k este sufriendo.

espero q se solucione lo de tu amor,encima de todos los problemas k tienes se le añade este ,k te parte el corazon.

Te deseo k las cosas cambien y mucha SUERTE.

TKM y tu tranquila.

bss
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Lun Nov 16, 2009 2:03 pm

Hay me da cosa no escribir. Me da gracias porque el Lunes, tengo dos exámenes, el martes otras dos evaluaciones, el miércoles una evaluación y un trabajo practico y el jueves la integradora de Literatura y Lengua. Debería estar estudiando como una condenada como estoy haciendo últimamente, pero, las cosas no están muy bien así que mejor que despejarse escribiendo para ustedes y leyendo lo que me gusta. A veces hay que dejar de ser tan exigente con una misma e intentar despejarse cuando las cosas no están muy bien que digamos ¿no? Bueno porque me lo reclaman y yo lo necesito, comienzo a subir un nuevo capítulo. Espero que o agrade, especialmente a ti Ana. Gracias por todo y por esperarme y darme tiempo. Sinceramente muchísimas gracias. Eres una muy bella, persona. Eu te quero moito. Moitas gracias por todo o que faces por mí. I love you
Bueno aquí voy.


Sí confuso era la palabra exacta para describir lo que sucedía en estos momentos. ¿De dónde salió David? ¿Dónde estaba yo?
- ¿Qué haces David?- pregunté alarmada, ¿porqué me estaba ayudando él y no Daniel y Ayelén? Y ahora que me daba cuenta ¿dónde se encontraba mi amiga?
David se aferró más a mí y me dijo con vos solemne y una mirada de odio
-Cuidarte.
Al decir esto recordé algo que retumbó en mi mente. ¿Dónde había escuchado yo esa frase de “cuidarte”?
Al mirarlo extrañada y ver su mirada llena de odio y pregúntale:
- ¿Por qué? me desperté.
Todo había sido para mi gran alivio un sueño y para mi gran decepción también.
¿Qué me había sucedido? ¿Dónde estaba? ¿Había sido todo un sueño? ¿Había imaginado todo? ¿El borracho, mi amigo Daniel alarmado, la mirada de David llena de odio diciéndome “cuidarte”? ¿Todo lo había imaginado?
-Ya despertasteis. Menos mal. Ya casi son las 10: 10 Cande note quería despertar, pero estaba un poco pálida y como ida así que aproveche y me duche. Espero que no te halla molestado, pero se nos iba a hacer tarde- decía mi amiga Aye, envuelta en un toallón y mientras se secaba el cabello con una tolla.
Si definitivamente me había quedado dormida.
-Cande. ¿Sinceramente te encuentras bien?
No quería alarmar más a mi amiga. Pero no caía ¿Todo había sido un sueño?
Para no preocuparla más, salté del banco y dije. Si pero más vale que me apure sino llegaré tarde a clases. Y salí disparada a la ducha con mi bolso en mano.
Mientras giraba el grifo de la ducha, me desvestía. No podía parar de pensar en aquel sueño y más que mi amiga Aye no me despertase. Y más aún aquella contestación de David “cuidarte”. ¿De qué exactamente debí cuidarme? Y sobre todo ¿por qué el debía cuidarme?
Salía antes de la ducha de lo previsto porque encontré a mi amiga Aye todavía con el toallón envuelto y hablando por el celular en voz muy tenue. Como pretendiendo que yo no la oyese.
-Si está bien, pero parece recordar algo de ese día.- decía ella mientras la voz del otro lado le contestaba. Al darse cuenta de que yo la observaba colgó de golpe el celular y me miró alarmada.
Para gastarla sobre su reacción le dije:
-Está bien reconozco que me he bañado rápido exactamente en 20 minutos. ¡Que bueno he batido un nuevo record en ducharse rápido! y que está mal que escuche conversaciones ajenas y que te hallas sorprendido al verme, pero tampoco para mirarme con ojos desorbitados.
Ayelén no salí de su asombro y estaba blanca. ¿Con quién estaría hablando para verme así y sobre qué?
-¿Cande hace cuanto tiempos estabas escuchando?- me preguntó alarmada e inspeccionando mis ojos.
-Nada, no pude escuchar casi nada. ¿Por qué estas tan preocupada?
Ayelén no sabía que responderme. La tensión que emanábamos en esos momentos era tangible en el aire. No quería hacer sentir mal a mi amiga, su reacción era sospechosa eso sí lo sé, pero por más que fuera extraña no podía permitir que Aye se pusiera mal por mi culpa. Debía hacerla sentir bien por todo lo que hacía por mí.
-Hay Aye, que no escuché nada. Quédate tranquila y más no te voy a preguntar con quién hablabas okay? Quédate tranquila. Bueno en realidad no tanto. Porque como sigamos así haremos llegar a Daniel tarde y no podremos almorzar.
Aye vino había mi y me abrazo.
-No deberías ser tan buena y pasar las cosas por alto- dijo mientras me abrazaba y no podía verla.
-Hay Aye creo que esto de madrugar a ti no te hace bien. Apurémosno que vamos a retrazar al pobre de David también.
-Si tienes razón- dijo y nos fuimos a cambiar.
La situación ya de por sí, ya era extraña, pero mi amiga me explicaría todo cuando estuviese preparada.
Salimos del vestuario a los piques y yo como siempre chorreando agua de mi cabello.
A la salida pudimos ver a Daniel sentado sobre su bolso esperándonos y para mi gran desgracia David también.
¿Qué debía hacer ir con mis amigos a almorzar cómo habíamos quedado o que sucediera lo de mi sueño?
Daniel me sacó de mi reflexión diciendo:
-¿Cande te sientes mejor?
-Si.-contesté rápidamente.
-Estás chorreando agua- dijo divertido viendo como Caín gotitas de mis rulos
-Es lo que hay, si no vamos a llegar tarde- dije yo divertida.
Pero para mi gran sorpresa David me tendió una toalla azul.
-Toma te vas a mojar todo el uniforme y resfriar-dijo mientras me tendía l toalla.
Me quedé hela no podía reaccionar. Este chico me está hiendo un gran mal sobre mí. No es común. Cande di algo reacciona, me imploraba yo desde adentro.
No pude reaccionar y lo que sucedió a continuación me dejo más perpleja. David se acercó a mí lentamente y tomó uno de mis mechones en su mano y dijo:
-Hey! Daniel ¿ésta chica es sí siempre?
No pude soportar más me alejé de él rápidamente dándole una bofetada en su mano donde sostenía mi mechón.
¿Qué había hecho?
-Discúlpame David- dije rápidamente.
Daniel y David me miraban con ojos desorbitados. ¿Qué diantre me sucedía?
-No pasa nada, es mi culpa por haber cogido tu pelo sin tu consentimiento. Te pille desprevenida. Es mi culpa. Lo lamento Cande solo quería que no te mojaras el uniforme y te resfriaras.
Ese chico solo estaba intentando ser amable conmigo y yo siendo mal aprendida. Genial Candelaria no puedes estar peor porque el día te queda corto.
-Bueno que les parece si vamos al Mc ante de que s nos haga más tarde-dijo mi amigo Daniel para despejar toda la tención del ambiente.
-Si me parece bien-arguyó David.
No sabía que responder. No quería que sucediera lo de mi sueño, pero tampoco la idea de estar casi una hora con David no me emocionaba mucho. La sensación que me producía él no era de las más usuales que te pudiera producir un chico.
-Si vamos que estoy hambrienta- dijo Ayelén.
-Si vamos-dije yo opacada.
Ya está otra cosa no quedaba. Tendría que ir con David, si no pasaría lo de mi sueño.


Bueno espero que agrade y gracias por esperar. Hay ahora tengo dos exámenes. Jajaaj Menuda forma de estudiar la mia. Pero las cosas no están muy bien me tengo que distender un poco. Besos cuidaros os quiere mucho
Caro.

Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Lun Nov 16, 2009 6:19 pm

Lo primero mucha SUERTE con los examenes la verdad k si estas liadisima.

Me alegra k hayas tenido un ratito,para colgar capi.

Aye yo creo k estas mas implicada de lo k parece.¿No sera complice con el padre?

esta conversación y k se pusiera tensa no es normal k le oculta a Cande y porque sabia lo de los sueños,o esque habia hablado en sueños,porque alguien no le explica de una vez lo k pasa,la pobre no es tonta,y tarde o temprano

llegara a enterarse,y creo k le dolera mucho,porque mas de uno de los k conocen la habran traicionado.

continua en cuanto tengas un rato

bss
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Jue Dic 10, 2009 12:38 am

Hi, hi. E vuelto. Ya han terminado las clases y tengo todo probado, así que hasta el año que vine no piso el colegio y no toco ningún libro más jaja (aceptémoslo eso es imposible, pero bueno es lo que hay, tengo que hacer algo en verano a parte de mirar la nada y ayudar en la peluquería. Así que a leer todo lo que me agrada Laughing ) Siiiiii.
Pero por desgracia tuve unos cuantos infortunios últimamente y no pude subir nuevos capítulos. Lo lamento, lo personal n se mezcla con lo que os debo. Pero tuve que sacrifica a mi perrita Sad y el ánimo que tenía no me iba a permitir escribir sin meter bazas de mis sentimientos en ellos. Lo lamento, especialmente a ti Ana. Que lees y no pides nada a cambio te tu tiempo sinceramente muchas gracias. Embarassed
Bueno a no hacer tardar y colocar un capitulo como dios manda. Felicidades hoy inicia el capítulo dos Very Happy


Capítulo 2:
Coincidencias y encuentros inesperados.

Y otra opción n quedaba debía ir con David a almorzar, me agradase o no. Lo peor que podría suceder si sucedía lo de mi sueño ¿que era? Un borracho acechándome, mi amigo preocupado, mi amiga desaparecida, más de lo extraña que estaba, y David diciéndome que me tenía que cuidar. No mejor ir con mis amigos, al Mc. No estaba preparada para afrontar esa situación. Genial. Podría decir que me había olvidado algo en el colegio e ir a buscarlo, pero corría el riesgo de que Ayelén me acompañara y dejarla a ella sin almuerzo no era algo que yo me podría permitir, por culpa de un chico que se molesta en hacerme temblar. Podría decir que debía volver casa para buscar un cuaderno, pero no llegaría a tiempo a clases y mi padre se enteraría y me retaría, por haber hecho eso y haberlo preocupado, también tenia la opción de decir que me sentía mal, pero corría el riesgo que Daniel me acompañara a casa y que el se perdiese el día de clases también. Genial. Estaba ente la espada y la pared, por un chico que se molestaba en meterse justo ahora en mi vida y arruinar los únicos resquicios de paz que tenía y hacerme agoniza con recuerdos que ni siquiera se porque evoco en su presencia. Genial. ¿Qué hago?
Mientras iba especulando todo esto mí amigo, Daniel, golpeo mi hombro sacándome de mi ensoñación.
-Cande, estás dormida ¿te sucede algo?
-Huy porque piensas que me pasa algo cada vez que no respondo-dije cortante y a la defensiva.
Mi pobre amigo me miro con cara sorpresiva y todos detuvimos nuestra marcha al oír mi contestación.
Por Dios, me estaba afectando de veras, muy mal, las noches sin sueño y la presencia de David lo empeoraba todo. Rápidamente repuse:
-Lo lamento Daniel, pero estoy un poco cansada la verdad y el humor n esa por colaborador. Perdón, no et quería responder de es manera tan descortés. Lo lamento, perdón, perdón.
Por poco me pongo de rodillas para pedirle disculpas, pero en realidad, no deseaba que e ofender ni nada de esa índole. Mi pobre amigo solo estaba preocupado, más de lo usual si íbamos al caso, sobre mí.
-No sucede nada Cande,-dijo aireado y desprovisto-estas fechas no son las más buenas para ti- rodeándome con sus fornidos brazos mi espalda, acercándome a su pecho y abrazándome fuertemente.
Que bueno era, tener un amigo tan comprensivo, más bueno que el Cuaquer para ayudarte con estas cosas. Pero no se por qué razón David dijo algo y Daniel dejo de abrazarme. Que lastima con lo bien que se sentía que alguien te abrazara, solamente por que simplemente una lo necesitase.
-Que no es mi novia chaval-dijo Daniel hecho una fiera.
-Pues lo parece por la forma en que la iras y la tocas. Hey es que estos no se daban cuenta de que yo estaba cerca, y que a la cara se me estaba poniendo más roja que un tomate.
-Esto he chicos, lamento comunicaros, pero voy a faltar a clases, mis padre tuvieron un improvisto en el trabajo y debo ir urgente a mi casa. Cande lo lamento.
.Aye no te preocupes, pero puedo ayudarte en algo, quieres que te acompañe-dije yo alarmada al ver que mi amiga estaba tan extraña.
-No Cande quedaros con Daniel y David, alguien debe copiar las cosas para que yo pueda tomar nota de lo que hicieron hoy. Besos cuidaros.
-No te voy a dejar aquí sola Aye por dios.
-Cande iros a almorzar, ya viene mi padrea buscarme.
Y de la nada como si la hubiese escuchado, apareció un BMW plateado azul marino delante de nosotros.
Hasta luego chicos- dijo Aye subiéndose al automóvil y desapareciendo de mi vista.
Decir que las cosas estaban extrañas era quedarse corto. Las cosas parecían ir de Guatemala a Guatepeor
Al llegar al Mc Daniel pidió una Big Mac y David un Caprichito mexicano y yo como siempre una ensalada de Cesar sin pollo. David al escuchar mi orden pregunto con un aire de diversión:
-¿Qué comes pasto?
-Y tu fideos vivos ¿no?- le dije yo burlándome de su mofa.
-Y si con algo deben alimentarse las lombrices
Y al decir esto nos echamos a reír.
Su risa era muy bella pero tenía algo extraño, atrapante y familiar.

Bueno espero que os guste. Recién se acaba de desarrollar el segundo capi. Gracias por espera. Especialmente a t Ana. Cuidaros y espero que se estén preparando para las fiestas al igual que aquí. Besos cuidaros.
Os quiere mucho
Caro.
Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anne_Cullen
Chupador de sangre
Chupador de sangre
avatar

Mensajes : 784
Fecha de inscripción : 27/06/2008
Edad : 51
Localización : Viviendo con Edward en Londres

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Jue Dic 10, 2009 1:42 am

MUCHAS FELICIDADES POR APROBAR TODO

Siento mucho k al final sacrificaras a tu perro,lo has debido de pasar fatal,eso les paso hace,dos años a mis padres

y la verdad k son uno mas de la familia.

Ahora a descansar y a pasar unas buenas vacacines,aki empezamos a preparar la Navidad.Espero portarme bien y k me traigan muchas cosas los reyes jiji.

Siento decir k Aye me parece muy sospechosa,algo oculta a Cande,eso de k aparezca de la nada el padre,yo creo k saben más cosas de la muerte de la madre de Cande,algún dia se sabra.

Se te ha echado mucho de menos.

Continua en cuanto puedas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Caro.
Nuevo en Medianoche
Nuevo en Medianoche


Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 13/04/2009
Edad : 25
Localización : Buenos Aires Argentina

MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   Mar Dic 22, 2009 4:31 am

Gracias, por felicitarme. Gracias. Y si, lo que dices es verdad, la extraño mucho a mi Buji, pero es lo que hay las cosas no son eternas o duran lo que tu deseas y lo que los pero es lo que hay. Pero ahora tengo compañía nueva, me regalaron dos Golden retreviere, pero mi madre regaló una y ahora me quede con una sola, Anxi, jeje que nombre me he sacado de la galera. Pero igual añoro demasiado a mi Buji.
¿Os digo o no sobre a relación de Ayelén y la madre de Cande, el padre y David y Daniel? Twisted Evil Mejor no, así te entretienes un rato. Eso es mucha maldad lo lamento, pero prefiero que todo valla pausadamente como en un libro o una descripción y que puedas llegar a imaginar el escenario, las escenas y seres que crea mi mente.
Estarás hastiada, que te diga gracias por leer lo que escribo, pero es así sinceramente muchas gracias. Bueno dejemos esto y comencemos con la historia. Te quiero Ana gracias por todo.


¿Qué era lo que me atraía de la risa de David? A ese chico no lo conocía, pero ya nos estábamos mirando fijamente a los ojos y olvidando que había otro mundo que no fuera el nuestro que habíamos creado. En sus ojos había un deje de tristeza que me atraía y me resultaba más familiar de lo costumbre. Sin darme cuenta alce una mano lentamente, para intentar sostener su mejilla en mi palma y que ese momento durara un poco más. Quería seguir estructurando su mirada y descubrir algo más, quería sostener con mis manos aquel momento para poder descubrir verdades de él, quería seguir viendo como sus labios gesticulaban al decir mi nombre y descubrir porque su sonrisa me sonaba tan familiar. David estaba sumergido tanto, y más en mí mirar como yo. Pero había un mundo al cual tarde o temprano debíamos emerger los dos, nos agradase o no.
Daniel nos llamo diciendo que nuestras órdenes ya estaban, y nos tuvo que alzar un poco la voz, para que realmente David y yo oyéramos. Me sentía avergonzada y no pude evitar ruborizarme al ver que mi mano esta junto a su mentón.
Daniel miro medio colérico esta acción, más que nada a mí. Pero de seguro era porque ninguno de los dos, le estábamos prestando atención. Pero tampoco era, par vernos con ese desprecio y decir secamente:
-Apúrense que hay gente esperando- cogió su bandeja que tenía mi pedido y se fue a sentar. David cogió la suya y lo siguió. ¿A qué diantre se debía eso? Me quedé parada viendo como mi amigo estaba uranio. De repente me llamo y acudía a su lado.
David lo miraba de forma curiosa y yo triste. Mi día era cada vez peor. Estaba triste, cando mi amigo Daniel se percató de mi situación y medio arrepentido dijo:
-¿Qué te sucede Cande?-dijo esto poniendo una mano en mi hombro
-Estás enojado conmigo.-dije con un puchero
Miro a David y se quedo mudo. Su única respuesta fue:
-Comamos rápido, que se hace tarde.
Y así transcurrió nuestro almuerzo, Daniel lanzándole miradas asesinas a David y mirándome de reojo, con pena a mí. ¿Qué diablos le sucedía a mi amigo?
Daniel se levantó para ir al baño y David y yo nos quedamos solos.
Me puse nerviosa al encontrarme en tal situación. Estaba sola, con aquel chico que ni siquiera se limitaba a observarme, solo a masticar sus papas (bueno en España patatas) fritas.
Por mi parte hice lo mismo, masticaba lentamente “mi césped” cuando David se dignó a dirigir su voz y mirada a mí.
-No deberías hacerle las cosas tan difíciles a él-dijo mientras señalaba con su cabeza el sanitario de caballeros, donde todavía se encontraba Daniel- El te aprecia mucho, más de lo que te imaginas.
-Si lo sé-dije mientras revolvía mi ensalada con el tenedor-es muy buen amigo, no lo cambiaría por nada de este dichoso mundo, es muy bueno, siempre se aportado muy bien conmigo.
David me miró medio dubitativo como si estuviese pensando si me tenía que decir algo o no.
¿Qué podría decirme aquel chico que a mi me atrapara cada vez más en su persona y me arrastrara a un torrente de sensaciones y vacilaciones que yo nunca había dudado y sentido hasta ahora? ¿Quién era este chico y de donde había salido? ¿Qué quería de mí?
O mejor dicho ¿Qué quería yo de él?
-Cuidado-dijo David, cortando todo hilo de pensamientos que había estado absorbiéndome por completo hace unos instantes.
-¿Qué?-pregunté alarmada.
-Te vas a manchar el uniforme Cande.
-He-me quedé pasmada en ese momento mientras David tomaba mi antebrazo con su mano para arrastra con ella el vaso de refresco que estaba a punto de caer sobre mi uniforme.
En esta situación nos encontró Daniel. Mi brazo sobre la mano de David, que pronto se las arregló para decir:
-Cuando me dijo que eras despistada en algunas cosas no me imaginé que tanto, Daniel tiene razón, estas por las nubes, casi más se te estropeas todo el uniforme. Daniel cuídala mientras voy al baño, porque si no, volcará todos lo refrescos sobre ella y estará hecha una piltrafa.
Se levanto y miro a Daniel.
Yo no podía dejar de mirar la mesa, estaba más roja que un tomate. Yo despistada ¿dónde?
-¿Qué fue eso Cande?-preguntó mi amigo inquisitivo.
-¿Qué fue lo que Daniel?- atreviéndome a alzar la vista para ver su rostro rojo y sus ojos tristes-¿Qué te sucede Daniel, no te encuentras bien, que te duele?- le dije mientras lo arrastraba hasta el banco así se sentaba.
-No me sucede nada-dijo mientras me ocultaba su rostro.
-Si a ti no te sucede nada, yo soy la madre Teresa de Calcuta.
Mi amigo se atrevió a observarme y dijo:
-Por favor, nunca te hagas monja o te sumes al celibato, nos dejaras a muchos de nosotros sin ganas de amar y muchas de desearte-dijo para mofarse o eso creí.
-Hay Daniel, las taradeces que dices a veces me hacen cuestionarme si de verdad eres tonto o te haces-dije mientras le palmeaba la espalda-Ahora dime que es lo que te sucede.
-No me sucede nada, solo me cuestiono, porque las cosas no pueden seguir como antes. Porque mi mirar debe ser diferente y por más que me de cuenta no lo paro. Me pregunto solo el porqué.
Me quedé observándolo con mi seño fruncido mientras el miraba hacia la nada.
-¿Qué quieres decir? ¿Qué ha cambiado?
-Nosotros Cande hemos cambiado.
-No comprendo, siempre seremos amigos y estaré siempre a tu lado para ayudarte
Y lo abracé fuertemente.
-Si amigos-dijo medio melancólico.
En esas apareció David y dijo:
-Vamos que se nos hace tarde.
Juntamos las bandejas y las depositamos en el cesto de basura. Mientras iba caminando párale colegio con los chicos y Daniel y David hablando, no podía parar de pensar el lo extraño de la situación de hoy. Aye corriendo por un imprevisto, la mirada de David y la melancolía de Daniel.
¿Es que este día no se iba acabar jamás?
Llegamos al colegio, justo para la formación. David corrió a su fila y nosotros a la nuestra. El preceptor nos dio las buenas tardes y cada grado se fue a sus respectivos salones.
Era la hora de Geografía y la profesora estaba explicando sobre el cambio climático y las consecuencias que traía esta sobre los glaciares. Mando a buscar información para l clase que viene y unas preguntas de tarea y un ensayo sobre nuestra opinión y posibles soluciones. Y de repente como si nada sonó la campana. Daniel me esperó en l puerta y comenté:
-Espero que Aye esté bien.
-Lo estará quédate tranquila, mañana veremos como la rubia endemoniada nos viene a contar los chismes del colegio, que por más que halla faltado se ha entero, antes que nosotros
-Como si eso fuese interesante Daniel, lo que hace fulanito con menganita.
Al salir al patio nos encontramos con David. No quería estar en su presencia y mucho menos seguir cuestionándome y teniendo sensaciones extrañas. Por más que los escalofríos hayan menguado seguía algo en mi interior en su presencia que se alteraba.
-¿Chicos les molestas que valla a la biblioteca?-dije mirando mis zapatos para no enfrentarme con sus miradas, especialmente la de David que me taladraba.
-¿A la biblioteca? es recreo Cande debes relajarte- dijo mi amigo Daniel.
-La lectura me relaja y lo sabes.
-Te estresa también.
-Pero solo fue con un libro demasiado enrollado.
-Con todos Cande no paras hasta que te sabes el argumento de memoria.
-¿Qué te gusta leer?-pregunto David
Y por fin me atrevía a mirarle.
Pero por desgracia se iba tener que quedar con la intriga porque sonó el timbre y tuvimos que ira nuestros salones.
Quedaban solamente tres horas de matemáticas y un recreo y yo sería libre de mi martirio.
Las horas de matemáticas eran una tortura y no paraba de tomar apuntes y anotaciones. Genial si esto era la segunda semana no quería sabes lo que cedería en abril o en mayo cuando se debería cerrar el trimestre.
Recreo, mi salvación un descanso para mis neuronas ya casi incapaces de seguir tomando apuntes a las ecuaciones cuadráticas con el cuadrado de binomio y las funciones.
Corrí escaleras arriba para refugiarme en la biblioteca, sin que Daniel me viera, de seguro estaría con su nuevo amigo David y no se darían cuenta de mi ausencia.
Al llegar a la biblioteca estaba casi desierta como de costumbre, solo había un par de chicos de tercero que me miraron de arriba bajo ante mi presencia y la bibliotecaria tipeando unas cosas en la computadora.
Saludé la bibliotecaria y me fue a mi parte favorita donde se encontraban unas obras de Shakespeare.
Cogí del anaquel de arriba La tempestad y redirigí directamente al final para leer el epílogo de Próspero que pedía una clemencia y se veía pidiendo ayuda gracias a su perdón dado.
-A sí que os agrada Shakespeare.
Un escalofrió recorrió mi espalda al saber de quien era esa voz.
-Si –me giré y me encontré con su rostro pegado a mi hombro. Su asiento pego junto a mi rostro al decir.
-Esta fue la última obra antes de morirse y fue, y es, una de las más difíciles de representar hoy en día en las sala de teatro.
-No tanto como el Fausto de Goethe.
-Si puede ser. Pero hay algo mucho más difícil de comprender aparte de estos libros y representarlo ¿sabías?
-¿A qué te refieres?
- A ti, no eres muy predecible con algunas cosas. Dijo levantándose para poder observarme mejor.
-¿Qué quieres decir con eso?
-Shh...-dijo poniendo uno de sus dedos en mi boca, mi corazón dio un vuelco lo sabrás mas tarde ahora es hora de ir a clases.
Y se alejó como si nada yendo escaleras abajo.
Llegué al salón corriendo justo cuando la profesora estaba apunto de anotar unas cosas en el pizarrón.
-Lo lamento profe me quedé en la biblioteca.
-Que no se vuelva a repetir señorita.
-Si.
Y así continuo mi martirio. Las últimas dos horas de matemática se me hicieron interminables y consetrarme fue casi imposible.
¿Es que así iba a ser mi primer año de polimodal?
Las clases terminaron y me dirigí a la parada del bus con mi amigo Daniel.
Por suerte no se hizo espera y en menos de dos minutos de espera ya estaba arriba del bus yendo para mi casa encimada y recapitulando lo sucedido en este día.
Papá no pudo venir a la cena porque hubo problemas con unos hombres y s debía quedar hasta tarde.
Me fui a la cama temprano y dando vueltas de un lado a otro conseguí conciliar sueño evocando las situaciones del día especialmente el roce de los dedos de David sobre mis labios. Buenas noches mami

GRACIAS POR TODO Y PROMETO QUE ANTES DE NAVIDAD HAY UN TROZO DE HISTORA NUEVO. GRACIAS ANA
Os quiere mucho
Caro. Like a Star @ heaven
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Fallas e ilusiones   

Volver arriba Ir abajo
 
Fallas e ilusiones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» SI VIVES EN TU MUNDO DE ILUSIONES
» SI VIVES EN TU MUNDO DE ILUSIONES.-
» el barco de las ilusiones
» ILUSIONES DE AMOR
» Ilusiones Ópticas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de Medianoche :: .:Zona Fan:. :: Fan Fics-
Cambiar a: